Alumni Dirección de Egresados » Alumni » Historia Alumni

Historia Alumni

El concepto de Alumni en perspectiva histórica

 

El vocablo latino alumni es el plural de alumnus, palabra con que se designó a los estudiantes egresados desde los inicios de la Universidad en el mundo occidental. Así se comprueba en la documentación más antigua de entidades fundantes como la Università di Bologna, creada en 1088.

 

Sin embargo, el concepto alumni adquiere una nueva connotación a principios del siglo XIX, cuando diversas universidades anglosajonas propiciaron que sus antiguos estudiantes se organizaran en asociaciones oficialmente reconocidas. Ello permitió a los egresados establecer un nexo permanente con suscentros de estudios, al tiempo que la experiencia universitaria trascendió los años de la juventud y de los aprendizajes curriculares formales, para transformarse en un sello permanente, en un compromiso de por vida.

 

Los antecedentes tempranos de las asociaciones de alumni permanecen en la penumbra, aunque es probable que la primera organización de este tipo haya sido efectuada en el Williams College de Estados Unidos, en 1821. Según R. Beals, en su Aspects of Post-CollegiateEducation, de 1939, hacia 1850 existían 13 asociaciones, mientras que para 1875 eran 35. A fines del siglo XIX, esta práctica se extendió a la mayoría de las universidades norteamericanas e inglesas, y cada comunidad contó con reconocimiento y ayuda institucional, teniendo pronto funcionarios y patrimonio propios. En dichos tiempos, las asociaciones solían conformarse sobre la base de generaciones de egreso o de acuerdo a los lugares de proveniencia de los estudiantes. La Universidad de Columbia introdujo una influyente innovación en este ámbito, pues, además de tener asociaciones de alumni para cada una de sus escuelas – tales como Ingeniería, Leyes, Negocios o Cirugía Dental y Oral, entre otras- logró unificar a todas estas entidades bajo la AlumniFederation of Columbia University.

 

 

La comunicación con los antiguos estudiantes fue una labor compleja, dadas las limitaciones técnicas y las complejidades geográficas de la época. Por ello, fue común la publicación de magazines y el envío frecuente de correspondencia para mantener el contacto entre los egresados, y de estos con sus respectivas Universidades. Con estas prácticas se beneficiaban los estudiantes, al establecer redes sociales y de trabajo, y la Casa de Estudios, al obtener retroalimentaciones valiosas y usar la experiencia de los alumni como referencia para los nuevos aprendices. Se valoró especialmente que las jóvenes generaciones tuvieran la oportunidad de conocer a sus predecesores más sobresalientes, estimulándolos a obtener resultados semejantes o superiores.

 

Todo este circuito virtuoso ha favorecido, por décadas, el prestigio de los centros de enseñanza y de los profesionales que en ellos se forman. En la actualidad, las redes sociales han facilitado las interconexiones en las asociaciones de alumni, reforzando su labor en ámbitos tan variopintos como la inserción laboral, investigación y extensión universitarias, apoyo a posgraduados, emprendimiento y actividades recreativas para sus miembros, entre muchos más.

 

Durante el siglo XX, las asociaciones de alumni han expresado, a nivel mundial, la diversidad universitaria en que se originaron, surgiendo organizaciones sobre la base del origen étnico-racial, como la Harvard Black AlumniSociety; de la religión, como la CatholicAlumni Clubs International; del género, como la Japanese American WomenAlumnae of UC Berkeley, y muchas otras que se han articulado a partir de intereses compartidos en artes, deportes, entretención y otros ámbitos de la vida cotidiana.

 

El concepto de alumni ha pasado de ser un sinónimo de “ex alumnos” a significar a los estudiantes egresados organizados. Así, el momento de la titulación, en vez de una despedida -un dejar de ser- se transmuta en una declaración de mutuo y permanente reconocimiento y colaboración entre el estudiante y su Universidad, entendida como Alma Mater.