Blas Alid

“No hay mejor profesión que esta para ayudar a la gente”

Blas Alid, es médico de la Estación Médica Carol Urzúa en la comuna de Santiago, donde atiente a pacientes en su mayoría adultos mayores y donde cada día se convence más de la razón por la que eligió esta profesión.

 

Blas Alid, cuando egresó del colegio tenía claro que quería seguir algo relacionado con la investigación, sin embargo no estaba seguro qué carrera y algo indeciso entró a estudiar biología. No duró mucho, ya que a medio camino se dio cuenta de que quería seguir los pasos de su padre médico e ingresó a estudiar a la Universidad. “Sentí que no hay mejor profesión que esta para poder ayudar a la gente”.

 

Motivado por esta convicción y una vez en la Universidad, Blas sintió que estaba bien orientado y se sintió atraído por la especialidad de cirugía, pero no lo suficiente como para seguir esta especialidad. “Había hecho mi internado en cirugía, pero no tenía claro si era esto a lo que quería dedicarme como médico”. Frente a este panorama, este joven prefirió no optar a ninguna especialidad y comenzar su vida profesional “como una forma de aclararme el panorama”.

 

Fue así como comenzó a trabajar en el Sapu de Santa Julia en abril de 2009 y luego en diciembre del mismo año, tuvo la posibilidad ingresar como doctor en la Estación Médica Carol Urzúa, dependiente de la Municipalidad de Santiago. “Se trata de un modelo cubano que se adoptó a la realidad chilena mientras Joaquín Lavín era alcalde de Santiago y al que llegan pacientes para el control de enfermedades agudas evitando ir al consultorio, los que están más colapsados”.

 

Pero el terremoto del 27 de febrero dejó por el suelo uno de los cuatro consultorios de la comuna de Santiago y la estación médica Carol Urzúa debió absorber a esos pacientes “así es que ahora somos de todo un poco y vemos de todo un poco también”. Y aunque las condiciones son especiales, Blas afirma estar feliz con su trabajo, porque en su mayoría los pacientes que atiende son adultos mayores, quienes asegura son muy agradecidos. “Se trata de pacientes que muchas veces viven solos y que incluso sus enfermedades son producto de la vida que llevan o de la soledad en que viven”.

 

Blas, además de dedicarse a la atención de pacientes, tiene a su cargo el tema de gestión de la lista de espera, proyecto que lidera y que pretende agilizar la atención en los consultorios. “Me doy cuenta de que además se la atención de enfermos puedes hacer tantas cosas como médico, sólo falta tener las ganas y organizarse”