Carlos Lobos Mosqueira

¿Cuál fue la razón que te motivó a llegar a la UNAB?

 

Luego de haber tenido una serie de entrevistas, en otras casas de estudio, tales como la Universidad Los Andes, Universidad Gabriela Mistral, elegí luego de una reunión con la Rectora de la época Mónica Madariaga, ingresar a la UNAB, en consideración al pluralismo que en esa época tenía la Universidad, que pese a ser una Institución privada, entregaba espacios de debate que en ese momento eran fundamentales debido a la contingencia política que se estaba viviendo.

 

A lo anterior, además se sumaba la calidad de los profesores que se desempeñaban en la Universidad, lo que sin duda fue de una importancia vital para la decisión que tomé.

 

¿Qué recuerdos te dejó el periodo universitario?

 

Muy buenos recuerdos, el ambiente de la Universidad era muy diverso, lo que sin duda enriquecía todos los aspectos que uno vine en la época universitaria , se hacía mucha política en esa época, me hice de muy buenos amigos que mantengo hasta hoy, conocí distintas realidades, en definitiva tuve experiencias fantásticas que recuerdo con mucha nostalgia.

 

¿Sientes que tu paso por la Unab te entregó las herramientas para enfrentar el mundo laboral? ¿Por qué?

 

En nuestra época la Facultad de Derecho en la UNAB era muy exigente y tuve excelentes profesores que me entregaron las herramientas para ingresar al mundo del trabajo, creo humildemente que nuestra generación fue muy bien capacitada para enfrentar los desafíos del ejercicio de la profesión, especialmente tengo muy buenos recuerdos de profesores como Jorge Mera, que impartía la cátedra de Derecho Penal, quién con sus clases me transmitió la pasión por esta área del Derecho, , también tengo muy buenos recuerdos de Guillermo Pickering, quien era profesor del curso Introducción al Derecho y de Derecho Civil

 

¿Cuáles han sido tus labores y cargos, en términos profesionales, luego de egresar?

 

Me desempeñé hasta marzo del 2010 en el ejercicio libre de la profesión de abogado, en el área del derecho penal, más específicamente en el tema de delitos económicos.

 

Paralelamente con el ejercicio de mi profesión trabajé en las Municipalidades de Las Condes y Cerrillos como asesor, fui además Concejal de la comuna de Lampa.

 

Luego en el mes de marzo del 2010, tuve que dejar de ejercer el derecho, pues asumí como Jefe de Gabinete del Ministro de Cultura y luego en febrero de este año asumí como Subsecretario de Cultura, ambos cargos me impiden legalmente ejercer mi profesión libremente.

 

¿A qué factores de tu formación universitaria atribuyes los logros que has tenido en tu vida profesional?

 

Sin duda, tal como ya lo mencioné anteriormente, creo que el factor determinante es la buena calidad de los profesores que me formaron como abogado y a la alta exigencia que en esa época tenía la carrera de derecho en la UNAB, lo que sin duda te ayuda a enfrentar de mejor manera los desafíos que se te presentan en la vida laboral.

 

¿A qué te dedicas hoy?

 

Me desempeño en el cargo de Subsecretario de Cultura

 

 

¿Cuáles son tus pasos y proyecciones a futuro?

 

Por el momento estoy muy contento con mi trabajo actual, en el futuro espero que exista la posibilidad de seguir trabajando en el tema público, como también es posible que retome el ejercicio libre de la profesión de abogado, va a depender de las posibilidades que se presenten en el camino. En la elección de que camino seguir, me parece que es muy importante considerar lo que te haga más feliz, lo más importante para mi es trabajar en algo que te guste, ello debe primar por sobre otro tipo de consideraciones.

 

¿Qué / Cómo te gustaría que la Universidad te apoye/ beneficie, siendo egresado (que te serviría en lo personal)?

 

En lo personal me gustaría que la Universidad, más que un programa de expansión en cantidad de alumnos y carreras, se preocupe por elevar la exigencia a fin de transformarla en una Universidad que tenga un buen prestigio, el cual tuvo en su momento y del cual me sentí orgulloso.