Alumni Dirección de Egresados » Alumni Opina » Salud y Deportes VA » Cinco formas de potenciar tus entrenamientos

Cinco formas de potenciar tus entrenamientos

 

El timing y coordinación no sólo son importantes al realizar cualquier movimiento, deporte o actividad física.
Existen conductas que pueden potenciar tus entrenamientos de una manera a la cual pocos le dan la importancia que tiene.

 

 

1. Dormir lo suficiente


Todos sabemos que dormir bien es un hábito que no podemos dejar de lado al momento de optimizar nuestro rendimiento, tanto en lo deportivo como en lo profesional.
Intenta buscar 7 – 8 horas de sueño para poder optimizar tu descanso y aumentar los niveles de secreción de la GH (hormona de crecimiento, por sus siglas en inglés). Entre otros efectos, esta hormona es responsable de la reproducción celular (aumento de masa muscular) y fomenta la lipólisis (destrucción de las células grasas).

 

 


2. Comer luego de entrenar


El timing acá es muy importante. Antes de ejercitarte intenta preparar una comida para consumir dentro de la primera media hora terminado el entrenamiento.
En este momento, tus músculos están especialmente predispuestos a absorver nutrientes, reparar células dañadas por el ejercicio y almacenar energía en músculos e hígado en forma de glucógeno. Intenta que esta comida tenga una relación en gramos de carbohidratos-proteínas de 2:1 o 1,5:1.

 

 
3. Preferir ejercicios compuestos


Si tu objetivo es ganar masa muscular, mejorar tu calidad de movimiento y perder grasa corporal, prefiere los ejercicios compuestos que involucren grandes grupos musculares por sobre los ejercicios específicos de músculos de menor tamaño.
Con esto quiero decir que los beneficios generales de realizar una estocada y flexión de hombros al mismo tiempo son mucho más importantes que trabajar el muy conocido “curl de bíceps”, por ejemplo.
Lo mejor es asesorarte por profesionales que te indiquen cuales son los ejercicios compuestos que te acercan mayormente a tu objetivo en particular: no existe una receta que le sea igual de eficaz a todos.

 

 
4. Busca la inestabilidad


Los beneficios de entrenar bajo superficies inestables o de forma unipodal son muchos.
Para comenzar trabajas muchos más músculos que los que están generando el ejercicio específico. Existe masa muscular siempre activa, fijando las articulaciones que trabajan (fijadores) y otros músculos que ayuden en segundo plano al músculo protagonista del movimiento que estés realizando (sinergistas). Estos músculos son especialmente estimulados trabajando en inestabilidad.
Trabajar de rodillas, de manera unipodal o sobre la arena son buenas ideas de comenzar.

 

 
5. Busca la incomodidad de tu cuerpo


Así es, leíste bien.
Mientras más acostumbrado a un tipo de ejercicio tu cuerpo se siente, menos energía gastará realizándolo: habrás logrado adaptación a ese movimiento / deporte / tipo de ejercicio. Es por eso que generalmente la gente que va sólo a trotar al gimnasio o a una clase grupal, llega a un estancamiento en su baja de peso y no logra salir de ahí.
Intenta cambiando de ambiente, superficies, implementos.

 

 

 

Asegúrate con un profesional de tu confianza que no estás realizando nada que te pueda llevar a alguna lesión muscular, ligamentosa o de cualquier tipo a través del tiempo.

 

 

 

 

Javier Villavicencio Marchant
Director – Head Coach
Sprint 360