Cristián Ríos

 

¿Cuál fue la razón que te motivó a llegar a la UNAB?

 

En 1991 fue una explosión de universidades privadas. Y la UNAB me pareció una de las apuestas serias.

 

¿Qué recuerdos te dejó el periodo universitario?

 

Fue una época maravillosa. Se me abrió el mundo con gente y experiencias nuevas.

 

¿Sientes que tu paso por la Unab te entregó las herramientas para enfrentar el mundo laboral? ¿Por qué?

 

Yo viví una etapa de muchos cambios en la Facultad de Arquitectura. Por este motivo creo que los conocimientos se generaron a partir de la necesidad individual por ser un buen profesional.

 

 

¿Cuáles han sido tus labores y cargos, en términos profesionales, luego de egresar?

 

Al titularme empecé a trabajar en oficinas para entender el funcionamiento real de la carrera. Primero trabaje en una oficina muy técnica especializada en hospitales y clínicas, luego trabaje en una oficina con encargos comerciales. La suma de conocimientos técnicos de ambas experiencias las continúo utilizando en mi oficina.

 

 

¿A qué factores de tu formación universitaria atribuyes los logros que has tenido en tu vida profesional?

 

 

El aprender a trabajar en equipo, ser constante, entender la globalidad de los problemas antes de buscar una solución.

 

 

¿A qué te dedicas hoy?

 

Forme hace 12 años, con un compañero de universidad (Mauricio Pichara) la oficina de arquitectura y construccion “Tallersiete”.

 

 

¿Cuáles son tus pasos y proyecciones a futuro?

 

Hoy abarcamos casi todas las áreas de la arquitectura, pero nuestro proyecto es dedicarnos a la gestión de nuestros propios proyectos.

 

 

¿Qué / Cómo te gustaría que la Universidad te apoye/ beneficie, siendo egresado (que te serviría en lo personal)?

 

 

a) Cursos de especialización.

 

b) Uso de infraestructura

 

c) Trabajar como profesor.

 

d) Tener acceso a los alumnos en práctica y egresados

 

e) Actividades con ex alumnos.