Denisse van Lamoen

“La Andrés Bello es una de las Universidades que Más Apoya el Deporte”

 

Después de representar a Chile en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la arquera Denisse van Lamoen enfrenta nuevos desafíos. Uno de ellos será entrenar para llegar en óptimas condiciones a los Juegos Suramericanos Santiago 2014.

 

Pero el más inmediato es estudiar para rendir el examen de grado en Derecho en pocos meses más.

 

 

Denisse van Lamoen

Carrera: Derecho.

Año de Egreso: 2009

Profesión: Arquera Profesional

 

Después de su participación en los Juegos Olímpicos de Londres, donde fue la abanderada nacional, Denisse van Lamoen llegó a Chile a estudiar.

 

Su nueva meta es rendir y aprobar en mayo su examen de grado en Derecho en nuestra Universidad. Y es que su pasión, además de las flechas, está en las leyes.

 

 

“Me parece muy interesante que los egresados mantengan el vínculo con la universidad, utilizando las instalaciones deportivas y la biblioteca, además de poder hacer actividades con Alumni.”

 

“El derecho es muy lógico en la mayoría de sus aspectos, pero no nos enseñan a pensar de esa forma cuando crecemos. Miramos las cosas desde una perspectiva un poco egoísta”, dice Denisse. Si bien siempre le gustaron la sicología y la nutrición, en 2002 nació su pasión por el las leyes, cuando tuvo que defenderse por una acusación de dopaje. Siguió de cerca el proceso de su defensa que llevó a cabo el abogado del Comité Olímpico de Chile, Patricio Cavada. “Como no soy de desligarme de las cosas, quiero entender y saber lo que está pasando. Él me enseñó mucho y me encantó la carrera”.

 

 

Autodisciplina

 

Desde niña le gustaron los deportes. A los 13 ya se había enamorado del tiro con arco y a los 17 comenzó a competir en forma profesional. En los últimos quince años ha participado

en los Juegos Olímpicos de Sidney y de Londres, además de varios torneos panamericanos. En 2011 se consagró campeona mundial en el Campeonato de Tiro con Arco al Aire Libre en Turín, Italia.

 

¿Cuál es el camino para llegar a ser campeona mundial?

 

La autodisciplina y la autocrítica han sido fundamentales. Se trata de ver cada día en qué estoy fallando. Y también está la perseverancia, porque hay momentos duros en los que hay que salir adelante.

 

 

¿Cuál es la esencia del tiro con arco?

 

Es un deporte individual en que no hay efecto de ninguna otra persona. Eres tú, tu arco, tu fecha y el blanco. Tienes que hacer tu mejor tiro. Pero ganarle al otro es una consecuencia secundaria.

 

 

¿Qué lecciones te ha dejado el tiro con arco?

 

 

Acá no se le puede echar la culpa a nadie. Y uno puede tener ese tipo de política en todo aspecto. Es aplicable en la vida. Si uno buscara hacer lo mejor posible por hacer uno las cosas bien, y no echarle todo el tiempo la culpa al otro, tendríamos un mundo mucho mejor.

 

 

“Cuando practico, poner la mente en blanco es imposible. Tengo veinte mil cosas en la cabeza todo el día, a cada rato. En el momento de los disparos, es cuando más conmigo misma puedo estar. Por ejemplo, cuando voy caminando a buscar mis flechas, es un momento en el que tengo otros aspectos de mi vida en mente, pero eso no significa que no estoy concentrada. Hago relaciones entre los problemas técnicos y la vida. Pero en el momento en que apunto al blanco, tengo que dejarlos fluir. No puedo estar pensando en todas las cosas del resto del día”.

 
Nuestra Alumni

El acercamiento a nuestra casa de estudios apareció hace diez años, aproximadamente. El director de asuntos estudiantiles, José Luis León, la invitó a formar la rama de tiro con arco en la universidad. Si bien la iniciativa no prosperó, Denisse obtuvo una beca con 100 % de financiamiento para estudiar en la Andrés Bello. Las exigencias del tiro con arco la habían obligado a postergar sus estudios superiores.

 

“Cuando ingresé era la viejita del curso. Tenía como 25 años. Compartí con gente de menos edad que yo, a lo que no estaba acostumbrada. Siempre me había movido en un mundo de adultos”, recuerda. “Mi vida universitaria no fue normal”, agrega. Tuvo que compatibilizar viajes, entrenamiento (seis días a la semana, siete horas diarias) y competencias con los estudios. Por eso no asistió a su ceremonia de egreso (2010) y postergó su examen de grado hasta 2013. Sin embargo, dice, “la Andrés Bello es una de las universidades que más apoya el deporte”. Después, si todo sale bien, vendrá un duro entrenamiento con miras a los X Juegos Suramericanos Santiago  2014, de los cuales ha sido una gran promotora. Por eso, la práctica profesional deberá quedar para después. ¿Su futuro posterior? “De ahí en adelante veremos”.