TRAMPAS: te enrollas y cuentas los pormenores de un trabajo muy, pero que muy aburrido. ¿Resultado? Quedarás asociado para siempre, en la mente del entrevistador, a ese trabajo tedioso capaz de aburrir a un muerto.

MEJOR RESPUESTA: ya sabes perfectamente que lo que buscan en su candidato es una actitud positiva, y este es el momento te demostrarles que tú la tienes.
Explícale que nunca has dejado que un trabajo te aburra y, en realidad, no puedes entender cómo otros se dejan atrapar por esa rutina. Todo trabajo es un curso de formación continua.

Ejemplo: “Tal vez he tenido mucha suerte, pero jamás me ha aburrido ninguno de los trabajos que he tenido. Siempre he disfrutado con el trabajo duro, y como dicen los buenos actores, “no existen papeles secundarios”. En la (industria, bancaventa, lo que sea apropiado) pasa lo mismo, no hay compañía o departamento que no tenga retos interesantes que piden soluciones vitales y entusiastas. Si te aburres en un trabajo es, probablemente, por una falta de actitud positiva. Hay que desafiarse para identificar aquellas cosas que se pueden mejorar y que tienes delante de las narices. Todo es cuestión de actitud.”

Pregunta anterior Pregunta Siguiente

Revisa otras preguntas típicas en entrevistas laborales | CLIC AQUI

Fuente | DEVFYI