TRAMPAS: las dos trampas aquí pueden ser la irrelevancia y la falta de preparación. Asegúrate de tener bien preparada una respuesta. Si titubeas, puedes dar la sensación de que jamás has tenido un modelo de referencia. Si te vas como el libro “Por los cerros de Úbeda” y citas a tu profesor de educación física, habrás perdido la gran oportunidad de hablar de los valores que tú podrías aportar a la empresa.

MEJOR RESPUESTA: ten en mente algunas personas de relevancia que hayan influido en tu forma de ver las cosas. Pueden ser profesionales destacados de tu especialidad, contemporáneos o históricos, uno de tus profesores de formación superior o cualquier otra persona que haya sido tu mentor.

Debes tener preparados algunos ejemplos de cómo sus palabras, hechos o enseñanzas te han ayudado a progresar en la vida. Tus respuestas tienen como único objetivo el de resaltar aquellas cualidades que ellos pueden valorar en mayor medida, y conocer hasta qué punto están en consonancia con el puesto que pretendes ocupar.

Pregunta anterior Pregunta Siguiente

Revisa otras preguntas típicas en entrevistas laborales | CLIC AQUI

Fuente | DEVFYI