Diego Carrasco

 ¿Cuál fue la razón que te motivó a llegar a la UNAB?


Recuerdo que para elegir una Universidad -al salir del colegio-, tenía varias opciones en cuanto a carreras y a instituciones. Para elegir realicé una comparación de mis alternativas en varios puntos y me quedé finalmente con la UNAB porque tanto la carrera como la institución, combinaban elementos de tradición, de prestigio, pero también de modernidad, investigación e innovación. Luego, cuando fui a recibir información personalmente me recibieron muy bien e incluso tuve la oportunidad de conversar con un alumno de la carrera de aquella época, quien me habló de las cosas que podría hacer como Ingeniero Civil pero por sobre todo en el mundo informático. Esto terminó de convencerme para entrar finalmente a la UNAB.

 

Aunque debo destacar también que el hecho de haber llegado a la UNAB, y puntualmente a la carrera de Ingeniería Civil en Computación e Informática se lo debo en parte al destino y también a mi intuición. Aunque esto no parezca propio de un Ingeniero ni tampoco una práctica reconocida dentro de la rama ingenieril, me encontraba en una situación no menor. Tenía en frente el futuro de mi vida que dependía de muchas opciones y otro sin número de variables. Ante ello, sólo resta confiar e intuir en cuál puede ser el mejor camino…mi camino fue la Ingeniería Civil y mi bandera la Informática en la UNAB. Estoy muy contento de haber confiado en mí y haber elegido esta opción.

 

¿Qué recuerdos te dejó el periodo universitario?


Sin duda alguna, me dejó recuerdos para toda la vida. Cuando recuerdo mi período universitario sólo aparecen buenos momentos de estudio y aprendizaje, porque no sólo aprendí de los profesores, también aprendí mucho de mis compañeros y del entorno que significa una vida universitaria.

 

Vienen a mi mente todos los recuerdos que tengo de las personas que conocí en la Universidad, y las amistades que conservo hasta hoy. Llevo conmigo muchas anécdotas, historias y momentos que viví durante mis años de estudio. Por ejemplo, participé en el primer centro de alumnos de la carrera donde recuerdo las actividades que organizamos y las cosas que hacíamos. Como olvidar los momentos de conversación con mis amigos, y la forma en la que cada uno vivía el proceso de cambio hacia la vida profesional o la visión que teníamos en ese minuto sobre el futuro.

 

Recuerdo también que a veces no me gustaba ir a clases porque sentía que podía aprender lo mismo por otros medios como libros o internet. Pero me di cuenta que en realidad, aparte de aprender materias, estaba aprendiendo de la experiencia que los profesores habían tenido con esos contenidos, cómo obtener un mejor uso de las herramientas, las cosas que no se debían hacer, etc. Lo importante es que la Universidad y las horas de clases me enseñaron cosas que no existen en ninguna otra parte.

 

Y por último recuerdo que los últimos años fueron los mejores. Disfrutaba con cada cosa que hacía, cada clase a la que iba y cada instante que vivía en la Universidad. No sé cómo pero aproveché al máximo todos los minutos porque sabía que era una época única que no volvería a vivir, pero lo mejor era que disfrutaba de lo que estaba haciendo…algo que seguiré conservando por muchos años más.

 

¿Sientes que tu paso por la Unab te entregó las herramientas para enfrentar el mundo laboral? ¿Por qué?

 

 

Mi paso por la UNAB me entregó mucho más que las herramientas para salir al mundo laboral, me enseño a saber utilizarlas de la mejor manera e incluso, con el trabajo en mi Memoria de Título, aprendí a adaptar herramientas usadas con otros objetivos para que me fueran útiles a mis propósitos.

 

La verdad es que inserto en el mundo estudiantil, es mucho lo que se aprende pero uno lo logra darse cuenta de ello. Ahora que pasé al mundo laboral puedo apreciar, valorar y usar las herramientas que adquirí. Y puedo decir que me han servido mucho porque me han permitido destacar entre mis pares. No sólo obtuve herramientas y conocimientos a nivel profesional, sino otros muy importantes a nivel personal como la ética, el compañerismo y el interés por estar siempre aprendiendo cosas nuevas.

 

 ¿Cuáles han sido tus labores y cargos, en términos profesionales, luego de egresar?

Al egresar me tomé unos meses de descanso, pero mantuve mi trabajo de manera independiente desarrollando aplicaciones web o ideando negocios nuevos donde invertir. Estuve trabajando en un modelo de negocios junto a un amigo que incluía pequeños Microprocesadores, hasta que encontré una oferta laboral que me pareció atractiva y decidí tomarla: Principal Financial Group Chile.

 

Mi cargo actual en la compañía es: Ingeniero de Proyectos Informáticos, y bajo mi control tengo una serie de proyectos de mejora e innovación tecnológica para la empresa. Trabajo en el área de Desarrollo de Sistemas para Inversión y Acumulación, y es el área pionera en la utilización de una arquitectura llamada “Orientada a Servicios”. Digo pionera porque todas las otras áreas ocupan sistemas y arquitecturas bastante antiguas, algo común para el rubro financiero debido a la continuidad operacional que se requiere. En términos coloquiales, ser los primeros en implementar esta tecnología en Principal, es como usar un auto híbrido por las calles: A todos les llama la atención debido a las mejoras que presenta y su rendimiento, pero pocos se atreven a comprarlo.

Uno de los puntos atractivos de la idea anterior, es que las otras áreas comienzan a interesarse en el tema, por lo que dentro de mis labores he tenido que capacitar y mostrar la forma en que utilizamos la tecnología, además de enseñar las mejores prácticas para lograr el éxito en proyectos de este tipo.

 



 ¿A qué factores de tu formación universitaria atribuyes los logros que has tenido en tu vida profesional?



Se lo atribuyo a que siempre en la Universidad nos mostraron la importancia de la mejora continua. Siempre es bueno detenerse para mirar cómo estás haciendo las cosas, y analizar la posibilidad de hacerlas mejor.

Otro factor relevante fue la exigencia de las clases y las evaluaciones porque me han permitido desarrollar la capacidad de priorizar mi trabajo, organizarme adecuadamente y tener un buen manejo del trabajo bajo presión.

También creo que muchos de mis logros han pasado por la capacidad que me entregaron para investigar y el despertar la curiosidad para encontrar el por qué de las cosas.



 

 ¿A qué te dedicas hoy?


Hoy en día me dedico totalmente a mi pasión: La informática y proyectos relacionados. Trabajo en Principal Financial Group Chile, donde me desempeño como Ingeniero de Proyectos Informáticos para el área de Desarrollo de Sistemas para Inversión y Acumulación.

También me gusta mucho trabajar de manera independiente, por lo que siempre estoy ideando cosas nuevas como emprendimientos o trabajos puntuales para conocidos que requieren de temas informáticos.

Otro tema que me gusta mucho es la docencia. Lo hago de manera particular ahora, pero puedo decir que mi gusto pude concretarlo realizando una ayudantía en la Universidad.

  ¿Cuáles son tus pasos y proyecciones a futuro?

Me gustaría seguir desarrollándome y aprendiendo más del negocio financiero en Principal, que es donde desempeño funciones actualmente.

 

También, tengo pensado continuar mi desarrollo en el ámbito académico en Chile o en el extranjero. Me gustaría mucho poder desarrollar una carrera profesional fuera de Chile.

Después tengo planeado crear una empresa, y desarrollar algún modelo de negocio usando la tecnología para ponerla al servicio de las personas. Ésta es una de mis principales vocaciones.




 ¿Qué / Cómo te gustaría que la Universidad te apoye/ beneficie, siendo egresado (que te serviría en lo personal)?


Me gustaría que la Universidad nos hiciera un seguimiento como egresados para estar al tanto de nuestro progreso a nivel profesional, y de acuerdo a ese progreso o etapa profesional nos ofreciera la posibilidad de efectuar diplomados o especializaciones que nos aportaran a seguir creciendo. Naturalmente que debiera ofrecernos condiciones preferenciales en cuanto a precio o a horarios para que sigamos estando ligados a nuestra Casa de Estudios.

 

De todos modos, me parece que a la Universidad le sirve tener ese conocimiento porque puede ir modificando las mallas curriculares de acuerdo a las tendencias para lograr que futuros egresados tengan un mejor perfil al momento de enfrentar el mundo laboral.