Erika Wilckens

Aprender inglés jugando

Todos los días son distintos para Erika Wilckens y sus pequeños alumnos. Y es que la vocación por enseñar y las ganas de que sus niños aprendan inglés la ha llevado a ingeniárselas para hacer de la enseñanza del idioma algo más lúdico y entretenido.


Erika Wilckens estaba a punto de dar su examen de grado cuando un día decidió enviar su CV a los colegios en los cuales le gustaría trabajar. Rápidamente la contactaron del   San Nicolás de Myra
 “ingresé al colegio de puro patuda, ya que mandé un CV por mail ofreciéndome como profesora de inglés y luego de un par de entrevistas me avisaron que había quedado y que tenía que asumir en marzo”. Se trataba de su primer trabajo luego de titularse, por lo que  estaba  ansiosa por enseñar “la  verdad es que tenía muchas ganas de ejercer como profesora  y porque sabía además que tenía pasta para trabajar con niños”.


Aunque estaba contenta de comenzar a trabajar, en el San Nicolás de Myra, Erika se enfrentó a una realidad que no se imaginaba
 “se trata de un colegio que tiene un currículo integrador, por ejemplo en mi clase tuve un niño autista y otro Down, lo que fue un tremendo desafío como profesional porque no puedes usar la misma metodología que el resto del curso y medirlo con otra vara por una cuestión lógica”.Pero la profesional,  asegura que gracias a la formación académica y a su vocación por enseñar salió airosa de la situación y pudo lograr los objetivos que se planteó para estos niños “yo creo que influyó las ganas que yo tenía de enseñar y de que los niños aprendieran y por otro lado el feeling que puedas tener con tus alumnos”.


Fue así como durante el año, Erika se las ingenió para que sus clases fueran lo más lúdicas posibles, ya que asegura es
 “la única forma de que los niños aprendan y le tomen el gusto al inglés” y agrega “aunque a veces significara salirme de la rigurosidad de los libros y hacer algo distinto”.

La misma metodología será la que utilice Erika en el Colegio Lincoln,  quien a partir de marzo del próximo año se integra a este establecimiento educacional donde asumirá importantes y nuevos desafíos, ya que tendrá jefatura  de curso del primer ciclo básico, y además además de ejercer como profesora de inglés deberá hacerlo en matemáticas, historia y ciencias naturales “tendré que interiorizarme en otras materias y además asumir la gran responsabilidad de ser profesora jefe, lo que es un desafío que me tiene muy contenta y motivada”.