Inicio » Alumni » Frutos secos, aprovéchalos!!

Frutos secos, aprovéchalos!!

Los frutos secos se caracterizan por contener menos de un 50% de agua en su composición, explicando así el alto contenido energético que tienen las almendras, nueces, maníes, y avellanas.

 

 

Además otorgan proteínas, minerales y ácidos grasos esenciales que ayudan la salud y entregan múltiples beneficios a nuestro organismo. También aportan antioxidantes que protegen el tejido del cuerpo de la acción de los radicales libres, que contribuyen al envejecimiento y al proceso aterosclerótico (la forma más común de arteriosclerosis).

 

 

Las almendras y avellanas contienen gran cantidad de ácido oleico, y las nueces y maníes poseen linoleico que actúan como protectores cardiovasculares al reducir los niveles de colesterol total y colesterol LDL (malo) y aumentar los niveles de colesterol HDL (bueno).

 

 

El aporte proteico de estos frutos es muy completo y, después de las legumbres, es el alimento natural más rico en proteínas de origen vegetal. Por si fuera poco, son excelentes fuentes de hierro , magnesio, potasio, fósforo, calcio y zinc, además de ser altos en fibra manteniendo el tránsito intestinal normal.

 

 

Si bien son innumerables los beneficios que proporcionan, hay que tener cuidado con las cantidades y formas de consumo, ya que también aportan muchas calorías. Lo ideal es consumir un cuarto de taza al día, de formar natural, no fritos, salados ni azucarados.