Hernan de La Barra

 ¿Cuál fue la razón que te motivó a llegar a la UNAB?

 

En el año 2000 en la UNAB se estaba recién comenzando a impartir la carrera de Kinesiología, y siempre tuve un interés particular por las carreras del área de la salud, ya que vengo de una familia bien ligada a esta área, mis dos padres estudiaron medicina al igual que 2 de mis hermanos.

 

¿Qué recuerdos te dejó el periodo universitario?

 

Me dejó muy buenos recuerdos, esas tardes y trasnoches de estudio,  momentos clásicos sobre todo en los primeros años de carrera, que no pueden faltar, dejando anécdotas en el recuerdo que siguen siendo comentadas en las reuniones con los ex compañeros. Pero la universidad no sólo me dejo anécdotas, sino que además fue en este período en donde conocí a grandes amigos, con los cuales aún sigo en contacto hasta el día de hoy. Y con el paso de los años y de mi experiencia ahora como docente de la universidad, he podido conocer desde otro punto de vista a colegas que en años anteriores fueron los encargados de formarme y ser parte del proceso que me llevó a ser lo que soy hoy día como profesional.

 

 ¿Sientes que tu paso por la Unab te entregó las herramientas para enfrentar el mundo laboral? ¿Por qué?

 

En mi paso por la universidad aprendí mucho, tanto en lo académico como en el ámbito personal, en la generación que entré éramos pocos alumnos y el curso era unido y se sentía ese ambiente escolar que uno vive en la época de colegio, por el mismo motivo las clases eran “más personalizadas” y puedo decir que tuve una buena base académica que me sirvió mucho para enfrentarme al mundo laboral, por lo tanto puedo decir que la universidad me entregó las herramientas necesarias, pero la práctica y la perseverancia son lo que a uno lo forma como profesional y lo coloca en el lugar que uno quiere estar.

 

¿Cuáles han sido tus labores y cargos, en términos profesionales, luego de egresar?

 

Comencé como cualquier recién egresado, realizando cargos muy pequeños y de pocas horas en la universidad, luego de un tiempo me fueron considerando más y me posicioné como profesor de planta de la UNAB en la carrera de Kinesiología. Además de desempeñarme como docente realizo unas horas clínicas a la semana en la Clínica ANFA (Asociación Nacional de Futbol Amateur). Sin embargo a pesar de la carga laboral que uno va adquiriendo con el tiempo, nunca he dejado de hacer domicilios particulares en los tiempos que puedo darme para ello.

 

 ¿A qué factores de tu formación universitaria atribuyes los logros que has tenido en tu vida profesional?

 

En el período en el que ingresé a la universidad, como dije anteriormente, éramos muy pocos alumnos, además éramos la primera generación que egresaría de la carrera, por lo tanto la presión de ser unos buenos profesionales era aún mayor ya que en esa época todavía existía el prejuicio de las universidades privadas contra las universidades tradicionales, por lo tanto, al menos en mi caso me esmeré siempre para tratar de entregar lo mejor de mi y poder titularme de la mejor manera posible, para representar bien a mi institución.  

¿A qué te dedicas hoy?

Soy docente de la UNAB, tengo horas clínicas que a pesar de que no ocupan la mayor parte de mi carga laboral, son muy  importantes ya que me han permitido no perder la práctica y poder ser no sólo un docente de escritorio, sino que además me permiten enseñar a través de la propia experiencia.

 

 ¿Cuáles son tus pasos y proyecciones a futuro?

Pretendo en el futuro fortalecer más el área de la investigación, además de seguir formando a los mejores kinesiólogos en nuestra casa de estudio.

¿Qué / Cómo te gustaría que la Universidad te apoye/ beneficie, siendo egresado (que te serviría en lo personal)?

Que la universidad desarrollara más postgrados en el área, que diera mayores facilidades para tomar los postgrados que tiene y los que se impartirán en el futuro. Que el seguimiento que se esta realizando a los egresados siguiera creciendo aún más ya que aporta no tan sólo en entregar una buena base de datos de los ex alumnos de la carrera sino que además entrega la oportunidad de permanecer en contacto y creas así una red de comunicación que amplía las posibilidades de desarrollarse en el área profesional.