Inicio » Dato Útil » Hierbas medicinales

Hierbas medicinales

Durante milenios se han utilizado infusiones de hierbas calientes antes y después de las comidas con el objeto de beneficiarse con sus propiedades.

 

Las culturas orientales acostumbran a desarrollar rituales relacionados con éstas hierbas a modo de inyectarle la importancia necesaria

 

Las hierbas y los diversos tipos de té vuelven a ocupar los primeros lugares de popularidad debido al aumento de profesionales que las estudian, cultivan y recomiendan para diversas dolencias y porque hay una creciente demanda en el mercado externo.

 

Los remedios de la “abuela” suman en su lista casera un sinnúmero de plantas mágicas que nos ayudan a quitar y prevenir malestares y enfermedades.

 

La mejor farmacia es nuestro propio organismo, pero la naturaleza se encarga de proporcionar un stock inmenso para todos los males.

Algunas de las hierbas más conocidad y utilizadas son las siguientes:

 

 

Menta: Tiene propiedades refrescantes. Ideal para la flatulencia. Combate infecciones.

 

 

Llantén: Desinfectante y cicatrizante. Actúa como anticancerígeno y antitumoral. Sirve para llagas y úlceras.

 

 

Manzanilla: Sirve para el sistema nervioso, cólicos, colon irritable, tensiones musculares e induce el sueño. También es antiséptica.

 

 

Boldo: Su principio activo -boldina- ayuda a solucionar problemas hepáticos.

 

 

Melisa o toronjil: Se usa para relajar el sistema nervioso.

 

 

Matico: Para las úlceras.

 

 

Ortiga: Purifica la sangre y ayuda a regular el sistema circulatorio. Es diurética. Sirve para resfríos.

 

 

Toronjil cuyano: Es antireumático.

 

 

Hierba de San Juan: Sirve para una serie de enfermedades, pero se ha descubierto que cura el insomnio y la depresión leve. También los problemas estomacales.

 

 

La especialista advierte que hay que tener ojo con las plantas que tienen compuestos tóxicos, como el paico, la ruda y el chamico.

 

La Echinacea está de moda y según estudios, esta planta tiene la capacidad de estimular el sistema inmunológico y, junto con el boldo, la rosa mosqueta y la hierba de San Juan, son las más apetecidas en el mercado mundial.

 

Además, Chile importa la uña de gato y recientemente empezó con la graviola, una especie de chirimoya, que inhibe el desarrollo de las células cancerígenas, especialmente las cervicouterinas.

 

Otras hierbas que se recomiendan son chancapiedra para problemas gástricos y cola de caballo para regular gran parte del organismo