En el año 1996 la carrera de Ingeniería Comercial comenzó un arduo trabajo para potenciar la internacionalización de sus estudiantes. “Internacionalizarse es Diferenciarse” ha sido la premisa de la carrera a lo largo de los años, donde más de 602 unabinos han realizado alguna forma de intercambio.

 

 

 

 

Entendiendo la internalización como la herramienta que entregaría valor agregado a la formación de los estudiantes de Ingeniería Comercial UNAB, la carrera cumple más de 20 años enfocándose en esta labor, y ya son más de 600 estudiantes que han potenciado sus estudios fuera del país. La internacionalización ofrece un acceso al conocimiento con distintos métodos de estudios, de exigencias, de maestrías y de trabajo al realizado en Chile. Por lo tanto, los estudiantes se enfrentan a ser medidos, comparados y evaluados con estudiantes de todas partes del mundo aumentando el nivel de sus capacidades al máximo.

 

 

Por otro lado, la internacionalización permite conocer las fortalezas y debilidades en la formación de los estudiantes UNAB en la perspectiva multilingüe, multicultural y multunacional que tiene el mercado laboral hoy en la actualidad.

 

 

La vinculación con Escuelas de Negocios de Francia, España y Estados Unidos, permiten tener hoy 170 maestrías de las prestigiosas escuelas Rouen Business School, y Kedge Business School de Francia, lo que se traduce en un importante impulso para el perfil profesional de los estudiantes.

 

 

“Con la gran oferta existente hoy en día de ingenieros comerciales, el titulo se ha vuelto prácticamente un commodities, por lo que la mejor forma de destacar en el presente mercado laboral es agregando experiencias de estudio y de vida, por lo que el estudiar un año afuera además de ayudar a crecer internamente, permite pulir y enriquecer el currículum, lo que es muy valorado al momento de buscar trabajo. Por otro lado el estudiar en una universidad tan abierta al mundo como la Rouen Business School, acá en Francia, donde alrededor del 70% de los alumnos es extranjero, permite generar amplias redes internacionales, que podrán ser de gran ayuda en el futuro en el momento de trabajar en un mercado cada vez más abierto y globalizado”, señala Matías Bongardt, que realizó estudios en Francia.

 

 


Entre el año 1996 y 2015 el número de alumnos que han vivido la experiencia de internacionalizar sus estudios ha ido en aumento. Hasta el mes de agosto de este año, la UNAB ha permitido que 86 estudiantes potencien su currículum en el extranjero, siendo EE.UU., España y Francia los principales países que  reciben a los Unabinos.

 

 

 

Gonzalo Olmedo, se encuentra realizando su práctica en General Electrics de Budapest donde trabaja con personas de todo el mundo “analizando la capacidad de pago de distintas empresas en Europa, Asia y África según varios criterios como estados financieros, ratings de agencias, informes económicos, análisis de riesgo país, y un sinnúmero de otros criterios comerciales. Estoy muy contento de empezar mi vida profesional en una multinacional en el área de finanzas, eso era lo que quería”, indica entusiasmado el Egresado.

 

 

 

 

383 son los Egresados que hasta la fecha han realizado un programa de titulación en el extranjero. Una de ellas es Genara Díaz, que incentiva el el hecho de salir del país para continuar perfeccionándose. “Lo invito a atreverse a tomar la opción de doble título e intercambio que nos da nuestra universidad. Lo recomiendo a ojos cerrados, pero no tan solo porque ha sido una buena experiencia para mí, sino que porque sinceramente será algo diferenciador y único en ustedes. Si ya la opción de intercambio nos abre los ojos, dándonos una visión mucho más global como profesionales, es un proceso de aprendizaje directo y no tan solo en el aspecto académico; y si a esto le sumamos la posibilidad de un doble título, sus beneficios son mucho mayores. Nuestra carrera, es una carrea internacional, que como ingeniero comerciales íntegros, requiere que seamos capaces de pulir nuestras competencias hacia el mundo, y eso es precisamente lo que hace la experiencia de estudiar en el extranjero.

 

 

 

 

Este tipo de experiencia internacionale son requeridas en la actualidad en el mercado laboral, sobre todo en una carrera tan global como Ingeniería Comercial, ya que posibilita el desarrollo de habilidades y competencias a un nivel distinto al local. El Director de Trabajando.com, Juan Pablo Swett, lo confirma al señalar que este tipo de vivencia “les permiten adquirir competencias, herramientas y valores, sobre todo relacionados a las habilidades blandas, pues estar en otro país implica conocer otra cultura y saber relacionarse con todo tipo de personas que no necesariamente tienen que ser como uno”, asegura.

 

 

 

 

 

Sebastián Pizarro realizó estudios en Canadá, y señala que la experiencia en Norteamérica ha sido “emocionante por decir lo menos, el haber estado en esa nueva cultura y país es algo impagable. Sinceramente no tenía muchas ganas de volver, pero entre las raíces y el cargo de consciencia de terminar mi carrera, fueron elementos más fuertes que me obligaron a regresar. La gente es muy amable, súper avanzados en lo técnico y lo cultural, no es algo que te pueda pasar desapercibido. En el tema educacional es inferior el número de personas que continúan estudiando carreras profesionales, por lo que las empresas optan por contratar personal extranjero. Y según lo vivido, acá predomina el idioma inglés por sobre el francés. La experiencia internacional sin dudas es sumamente importante”, concluye.

 

 

 

 

La Universidad Andrés Bello, y en particular la carrera de Ingeniería Comercial, en los más de 20 años de internacionalización de sus estudiantes, ha permitido potenciar el perfil de cada alumno abriendo nuevos caminos para su desarrollo laboral, transformandose en “jugadores globales” del mercado actual.