Inicio » Alumni Opina » Social y Educación VA » Innovar en la manera de influir

Innovar en la manera de influir

 

¿Qué es lo que verdaderamente esperan los consumidores y ciudadanos? Cómo recuperar su confianza, cuáles son las nuevas reglas por cumplir si el marco regulatorio no entrega certezas. Quiénes son los verdaderos influenciadores, dónde invertir, quiénes son las audiencias y dónde están, qué las moviliza, las persuade, las motiva.

 

 

Seamos honestos. Lo que hoy tenemos desde nuestro quehacer en las relaciones públicas son más preguntas que respuestas y esto ineludiblemente debe llevarnos a marcar un punto de inflexión en la asesoría que brindamos a las empresas, dar más tiempo al proceso de escucha y ganar conocimiento.

 

 

Nuestra disciplina creció bajo el supuesto del poder de los influenciadores y de la capacidad de los “contadores de historias”, como vehículos para influir en los consumidores y ciudadanos. Surgieron los Q&A, los key messages, los talking points. Desarrollamos comunicados de prensa, statements, declaraciones y discursos. Elaboramos editoriales, notas de prensa, creamos nuevos canales de comunicación interna. “El PR sembraba y la publicidad cosechaba”, fue la consigna.

 

 

¿Todos estos esfuerzos fueron efectivos? La respuesta es sí. Lo que lograron los servicios de asesoría comunicacional fue construir un camino exitoso para “saber influir”, el punto es que en la actualidad y proyectándose en el acompañamiento para dar sustentabilidad a una compañía, esto ya no es suficiente.

 

 

En estos nuevos tiempos, la reputación corporativa, el posicionamiento, la imagen, la calidad de las relaciones, los riesgos sociales, son un capital indispensable para el quehacer del mundo empresarial. Son los desafíos que nos heredó este cambio de entorno, que ha hecho de los intangibles los parámetros de gestión empresarial más importantes, pero a la vez, los más difíciles de medir.

 

 

Y ahí está nuestro desafío. Saldar una deuda histórica de nuestro quehacer e innovar en la creación de las herramientas necesarias que permitan ubicar estos intangibles al centro de la mesa directiva, ordenar la conversación, compartir responsabilidades con las demás áreas de la compañía, y no sólo adjudicar los avances o retrocesos a lo que pueda estar haciendo un departamento de Comunicaciones.

 

 

De lo que hablamos es de la construcción de modelos de gestión, con indicadores que contribuyan a reportar los esfuerzos y orientar los planes de acción, porque ya es tiempo. Es el momento de innovar en las relaciones públicas.

 

 

Pamela Leonard
Periodista UNAB
Gerente General
Corporate Advisory Practice Leader Latam
Hill+Knowlton Strategies Chile