Alumni Dirección de Egresados » Noticias » Investigador UNAB: mala higiene promueve la propagación de bacteria intrahospitalaria

Investigador UNAB: mala higiene promueve la propagación de bacteria intrahospitalaria

A raíz del fallecimiento de un paciente por un nuevo brote de Clostridium difficile en Antofagasta, el Dr. Daniel Paredes-Sabja destaca la importancia de una buena higiene al interior de los recintos de salud para evitar su propagación.

 

 

Un hombre de 63 años es la primera víctima fatal del brote de la bacteria Clostridium difficile que afecta desde la semana pasada al Hospital Regional de Antofagasta. Según información entregada por la dirección del recinto, otros ocho pacientes se encuentran infectados por esta bacteria intrahospitalaria.

 
Según el Dr. Daniel Paredes-Sabja, académico de la Facultad de Ciencias Biológicas de la U. Andrés Bello y encargado del Laboratorio de Mecanismos de Patogénesis Bacteriana, “una mala higiene del hospital promueve la transmisión intrahospitalaria de Clostridium difficile”.

 
El investigador explica que las esporas de la bacteria pueden sobrevivir por años en superficies secas. “La higiene de pisos, murallas, interruptores, manillas, lavamanos y taza del baño de un hospital resulta esencial para poder controlar la propagación de las esporas por el recinto”, agrega.

 
El académico, afirma que estas labores de limpieza deben realizarse exclusivamente con cloro y no con otros productos. “Solamente el cloro a una concentración del 1% es capaz de inactivar las esporas de Clostridium difficile en minutos”, explica el Dr. Paredes-Sabja, quien realiza varias investigaciones sobre la bacteria financiadas por el Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud (Fonis), Fondef y Fondecyt.

 
Denuncias no confirmadas en torno a este brote indican la presencia de una plaga de cucarachas en el Hospital Regional de Antofagasta, insectos que estarían actuando como vectores de la bacteria. Una situación posible para el Dr. Paredes-Sabja: “Hasta el momento eso no se ha demostrado, pero debido a que las esporas permanecen en las superficies de los hospitales es posible pensar que al entrar en contacto con insectos, éstos puedan actuar como vector de transmisión”.

 

 
Una bacteria reincidente


Clostridium difficile es el principal agente responsable de entre un 20% y un 30% de las diarreas infecciosas asociada a la atención de salud y al uso de antibióticos. A nivel mundial afecta desde el 0.6% al 2.1% del total de pacientes hospitalizados y presenta una tasa de mortalidad de alrededor de un 5%.

 
Estudios científicos han demostrado que el principal factor de riesgo que gatilla infecciones asociadas a esta bacteria es la terapia con antibióticos. El Dr. Paredes-Sabja explica que durante o después de tratamientos con antibióticos, la ausencia o alteración de la microflora del colon permite que las esporas de Clostridium difficile germinen y se multipliquen, colonizando la pared interna del colon, produciendo toxinas con las consecuentes manifestaciones clínicas.

 
Si no existe una rápida recuperación de la microflora colónica, las esporas vuelven a germinar y colonizar el colon, gatillando cuadros de relapso, cuyas tasas son de alrededor del 20%. “Las tasas de mortalidad incrementan tras sucesivos relapsos, pudiendo llegar a 20%, 40% y 60% después de una primera, segunda y tercera recurrencia, respectivamente”, explica el Dr. Paredes-Sabja.

 

 

 

Por Alexis de Ponson M.
adeponson@unab.cl