Inicio » Alumni Opina » Economía y Negocios VA » ¡No sólo los Millenials!, tú también.

¡No sólo los Millenials!, tú también.

 

Muchos hablan respecto a cómo los Millenials están cambiando las normas tradicionales del trabajo. Pareciera que llegaron a cambiar el status-quo del sistema laboral, exigiendo mayores beneficios, más flexibilidad, proyectos más atractivos, contando con un menor compromiso hacia la empresa, mirando a las empresas simplemente como un medio temporal para ser felices y sin tener una expectativa muy alta sobre su plan de carrera en la organización.
Sin embargo, es un error pensar que este tipo de actitud es propio de los Millenials.

 

Esto es lo que están exigiendo la gran mayoría de los profesionales de hoy independiente de la edad. Esto es el reflejo del cambio cultural de la sociedad que demanda mayor bienestar y exige un valor compartido en la relación laboral. Las organizaciones que no logran comprender que el salario ya no es suficiente para atraer personas felices, desaparecerán no por la competencia, sino que por que no tendrá personas dispuestas a trabajar en ese proyecto. Se requiere que las empresas cuenten con un proyecto con propósito que beneficie al entorno y no solo a los accionistas. Yo soy uno de los que cree que el trabajar para maximizar la rentabilidad del accionista es equivalente a lo que hacían los esclavos para enriquecer a los hacendados. Yo espero que las empresas que no se adapten o no quieren hacerlo desaparezcan y que las que perduren sean aquellas que trabajan por el bien común.

 

Los Milenials y el resto de nosotros que pensamos de la misma forma, no somos “lo peor de la historia” como comentaba una ejecutiva. Nosotros somos quienes estamos cambiando este mundo, cambiándole las mentes a personas que tienen la mentalidad de la era industrial (cavernaria) y nuestro deber es impulsar a que las organizaciones cambien a un ritmo mucho más acelerado.

 

Las empresas más complicadas son aquellas denominadas como las “clásicas”, aquellas empresas que tienen una larga existencia, donde se apalancaban en la historia y la tradición. En el caso de Chile las empresas reconocidas como tradicionales (en especial las del IPSA) eran vistas por nuestros padres como los modelos de empresas a seguir, donde la máxima aspiración era lograr conseguir un puesto de trabajo para asegurarse la vida.

 

Sin embargo, estas compañías ya no resultan atractivas para quienes compartimos la visión de vida que tienen los Millenials, donde privilegiamos nuestros intereses personales por sobre los de la empresa. Esta posición es razonable. ¿Cómo es posible que una persona esté dispuesta a sacrificar su tiempo personal, sus valores, su espacio, el cumpleaños de los hijos, etc., por una empresa?, esto es parte del pasado y las organizaciones que no lo entiendan se les complicará el futuro al momento de contar con los mejores colaboradores.

 

Aquellos que pensamos que el valor personal (nosotros como individuos) estamos por sobre las organizaciones somos quienes están impulsando los cambios sociales. Aquellas organizaciones que logren entender esto serán las que capitalicen el beneficio de contar con los trabajadores más dinámicos, creativos, flexibles y que aportan una visión de vida más diversa y tolerante, que apoyan las causas de bien común y que está dispuestos a defender a una organización que hace bien las cosas pensando en el bien común.

Los invito a ser parte de quienes estamos cambiando el mundo, cambia tú, para que el mundo cambie.

 

 

 

Georgy Llorens posee una amplia experiencia como ejecutivo en Gestión Estratégica, Inteligencia Competitiva y Control de Gestión. Es académico en Estrategia de Negocios en la Universidad Andrés Bello de Chile. Es PhD(c) en Administración de Empresas de la ULSETB (Bélgica), magíster en Dirección Comercial y Marketing de la Universidad Adolfo Ibáñez (Chile), e ingeniero comercial de la Universidad Andrés Bello (Chile). También es socio director de Intelexium Consulting, empresa dedicada a la Estrategia e Inteligencia Competitiva. Visita su sitio web.