Solange Díaz

LO MÍO ES EL PATRIMONIO CULTURAL”


Diez años en México fueron tiempo suficiente para que la arquitecta Solange Díaz ganara la experiencia suficiente para hacerse cargo del proyecto Qhapaq Ñan, que reúne a otros 5 países andinos y cuyo principal objetivo es declarar el principal camino del imperio inca como Patrimonio Cultural de la Humanidad.


En 1998, Solange Díaz, partió rumbo a México con el objetivo de cursar estudios de patrimonio cultural en el Instituto Nacinnal de Antropología e Historia. La arquitecta había desarrollado su interés por el patrimonio mientras estudiaba en la Universidad Andrés Bello. “En ese tiempo la Universidad potenciaba en sus alumnos la idea de un arquitecto gestor de proyectos, lo que fue un elemento diferenciador y además personalmente me gustó mucho”.


Teniendo claro sus interés y cómo quería orientar su profesión, Solange desarrolló su tesis sobre el tema Pasajes y Cites del Barrio Yungay, lo que hizo reafirmar su vocación por el tema del patrimonio cultural.


Ya en México, donde sólo se suponía estaría un año, Solange se empapó de la cultura azteca y en su estadía disfrutó cada detalle que representaba la identidad del pueblo, lo que fue clave para ganar experiencia, tanto que el gobierno mexicano la reclutó para trabajar en el Estado de Querétaro. “ A estas alturas yo tenía súper claro que los mío era el patrimonio cultural, por lo tanto, era una oportunidad que tenía que tomarla” y agrega, “tenía que quedarme en México si quería trabajar en Chile”.


Luego de una década en México y de trabajar durante un año en Honduras a cargo de un proyecto en un parque arqueológico, la arquitecta regresó a Chile por motivos personales. Con su nutrido currículo, las puertas laborales se abrieron rápidamente. Apenas pisó territorio nacional y considerando su vasta experiencia, de inmediato le propusieron trabajar en el Consejo de Monumentos Nacionales.


Aquí, Solange está a cargo en Chile de Qhapaq Ñan, proyecto en el que participan Argentina, Bolivia, Ecuador, Perú y Chile y que tiene el objetivo pretende que el Camino Andino sea declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad. “Hemos estudiado tramos que suman 500 kilómetros y ahora estamos depurando aquellos que están mejor conservados. Y lo mismo con los sitios arqueológicos, entre los que están Zapahuira (XV Región), Turi,