Inicio » Alumni Opina » Salud y Deportes VA » “Somos lo que absorbemos”

“Somos lo que absorbemos”

“Somos lo que absorbemos”. Amo esta oración, me hace tanto sentido y espero que a Ustedes también después de leer esto…

 

Apasionada profundamente por la Salud Intestinal, ahondaremos en este tema, ya que si comprendemos realmente lo que significa y la importancia que tiene nuestra salud intestinal, podremos entender: ¿Por qué es bueno consumir alimentos fermentados?

 

El sistema digestivo es probablemente uno de los menos valorados de nuestro cuerpo. Se asocia simplemente a la digestión de los alimentos y la eliminación de desechos a través de las heces fecales, sin embargo, es muchísimo más que eso.

 

Se estima que nuestro intestino alberga más de 100 billones de organismos. Es decir, 10 veces el número total de células, alrededor del 1 al 3% de nuestra masa corporal. Esto nos indica que existe un gran mundo dentro nuestro, que simplemente estamos ignorando.

 

Nuestro intestino y su salud dependen de esta gran colonia de bacterias llamada flora bacteriana intestinal. Esta tiene infinitas funciones, desde digerir, absorber y asimilar nutrientes, así como también sintetizar algunas vitaminas, ácidos grasos, neurotrasmisores como serotonina, etc. No solo eso, nos protegen frente a la invasión de organismos externos y de toxinas presentes en los alimentos y bebestibles. Son tantas sus tareas, de las cuales nuestra salud general depende, que es fundamental mantener la pared intestinal y su flora bacteriana en equilibrio.

 

Este equilibrio no es fácil de lograr, ya que los cambios en el estilo de vida (CEV) en el último siglo, dieta, agua, estrés, medio ambiente, medicación, entre otros, afectan inevitablemente nuestra flora bacteriana provocando desbalances internos que afectan nuestro estado de salud intestinal y finalmente puede repercutir en todo nuestro organismo.

 

En la actualidad cada día nos encontramos con mayor literatura que asocia la salud intestinal con enfermedades como alergias, asma, autismo, algunos tipos de cáncer, diabetes tipo I, enfermedades cardiovasculares, infecciones urinarias y respiratorias, artritis reumatoide, etc.

 

Como podemos ver, al parecer nuestro intestino y todo nuestro sistema digestivo es mucho más de lo que nos han enseñado. Los invito a escucharlo… Preguntémonos: ¿mis deposiciones son diarias? ¿me hincho con facilidad? ¿tengo acidez o reflujo? ¿me siento cansado constantemente? ¿siento dolores de cabeza recurrentemente? Nuestro organismo nos da señales todo el tiempo, aprendamos a escucharlo y con eso démosle lo que necesita. La Alimentación y Nutrición es la primera respuesta que debemos darle y está al alcance de todos. Consumir alimentos fermentados ricos en probióticos es aportarle nutrición a nuestro intestino, es entregarle defensas, es darle desintoxicantes, literalmente es Salud para Nosotros.

 

LOS INVITO A CUIDAR SU SALUD INTESTINAL, YA QUE NO SÓLO SOMOS LO QUE COMEMOS, SINO QUE INSISTO: “SOMOS LO QUE ABSORBEMOS”.

 

 

 

Trinidad Völker
Alumni de Nutrición y Dietética UNAB
Nutricionista Integrativa & Biorreguladora
CEO and Founder “La Fermentista”