Ximena Gonzalez


¿Cuál fue la razón que te motivó a llegar a la UNAB?

Entré a un Programa especial en la Universidad Educares, estaba pensado para Técnicos en Párvulos que tuvieran al menos cinco años de experiencia, además el arancel tenía un descuento del 50%, también el horario era compatible con el trabajo (sábados de 8:00 a 19:00 horas, más dos días en la semana de 19:00 a 22:00 horas). Cuando estaba en el tercer año de la carrera la UNAB compró el Programa con todo incluido, hasta los profesores y los alumnos, nos respetaron el horario vespertino y el arancel. Creo que todo fue casualidad, pero estoy muy contenta de que así haya sido y siempre cuento con orgullo de la Universidad que egresé.

 

¿Qué recuerdos te dejó el periodo universitario?

Tengo recuerdos muy gratos, formamos un grupo de trabajo con compañeras muy responsables y comprometidas como yo, la mayoría ya éramos madres y nos tomamos esta oportunidad de estudio de manera muy significativa, ya no estábamos para andar perdiendo el tiempo. La mayoría de los profesores y profesoras fueron excelentes profesionales, muy humanos y respetuosos de sus alumnas con estas características especiales (insertas en el mundo laboral, madres, esposas y dueñas de casa). Lo más maravilloso fue la carrera en sí, disfruté absolutamente cada asignatura, descubrí que había nacido para ser Educadora de Párvulos, que la carrera me eligió a mí y no al revés, y que ésta es mi verdadera vocación.

 ¿Sientes que tu paso por la Unab te entregó las herramientas para enfrentar el mundo laboral? ¿Por qué?

Siento que así ha sido, primero me entregó mi Título con el cual voy confiada por la vida porque tengo un respaldo que nadie me lo puede quitar y que en otras condiciones no habría podido tener. Segundo sé que la UNAB se ha ganado un prestigio entre las Universidades privadas. Tercero he tenido una formación completa tanto en la teoría como en la práctica, lo que me permite desenvolverme en excelentes condiciones profesionalmente.

 

¿Cuáles han sido tus labores y cargos, en términos profesionales, luego de egresar?

Trabajé dos años como Educadora de párvulos en un Jardín Infantil municipal y al mismo tiempo realizaba Talleres de teatro los días sábados en un colegio particular. Desde el 2005 me seleccionaron para ser la Directora de otro Jardín Infantil municipal, Los Enanitos I, en el cual me desempeño hasta la fecha. Además, ahora estoy reemplazando a la Directora del Jardín Infantil Los Enanitos II en su periodo de pre y post natal.

 

¿A qué factores de tu formación universitaria atribuyes los logros que has tenido en tu vida profesional?

A la buena y completa formación, a la formación humana y cálida, a la valoración que sentí como persona de parte de la Universidad y que aún siento cuando veo a mis antiguas profesoras y también lo siento de las nuevas generaciones que allí trabajan cuando se enteran de que soy ex alumna. Esto ha sido importante para desarrollar en mí una autoestima positiva que me permite ser segura de mí misma, proyectar confianza a mis empleadores, a los apoderados, a los párvulos, incluso a las visitas que tenemos regularmente y hasta a los fiscalizadores

     

¿A qué te dedicas hoy?

Hoy me dedico a ser la Directora de los Jardines Infantiles municipales Los Enanitos I y II de la comuna de Lo Barnechea. Cada establecimiento atiende niños y niñas de escasos recursos de entre dos y cuatro años de edad. Me encanta mi trabajo, disfruto mucho a los niños y niñas, me siento tremendamente privilegiada por estar cerca de ellos, porque están llenos de inocencia, de ternura, de pureza, libres de envidia o de todo sentimiento de maldad. Están siempre dispuestos a adquirir nuevos aprendizajes, saben que están muy protegidos dentro del Jardín Infantil y que son muy queridos por todo el personal.

   

¿Cuáles son tus pasos y proyecciones a futuro?

Gracias a Dios ya hice un Magíster, con mucho sacrificio, lo que me da tranquilidad en cuanto a la continuidad de formación educacional, sin embargo, sé lo importante que es estar capacitándose permanentemente para estar al tanto de los nuevos estudios y descubrimientos, para estar vigente, para adquirir mejores herramientas que van en directo beneficio de mis actuales y futuros alumnos y porque nunca se termina de aprender. Mi proyección a futuro es tener mi propio Jardín Infantil para ser independiente y ojalá poder seguir sirviendo a la comunidad.

  

¿Qué / Cómo te gustaría que la Universidad te apoye/ beneficie, siendo egresado (que te serviría en lo personal)?

Me gustaría que la Universidad continúe invitándome a Seminarios, también continúe enviándome alumnas en práctica porque es de beneficio mutuo, además permitiendo nuestras visitas pedagógicas con nuestros niños y niñas y la excelente acogida que nos brindan (ya hemos asistido en dos ocasiones mientras trabajamos en la Unidad pedagógica de “Las Profesiones”). También me gustaría mantener un contacto permanente y que me estuvieran enviando información relevante para mi quehacer pedagógico, como nuevas técnicas, nuevos estudios, nuevos estilos de trabajo, entre otras cosas.