Jacqueline Herrera: “Las mujeres estamos trabajando con conocimiento, con pasión, con interés y dejando huella” | Alumni | Dirección de Egresados

Jacqueline es Alumni de la U. Andrés Bello y actualmente se desempeña como Gerente de Personas y Organización en la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (EFE). En esta entrevista contó cómo fue su paso por la universidad, su inserción en el mundo laboral e hizo una reflexión sobre las mujeres y su impacto en las organizaciones.

¿Qué estudiaste en la universidad y cómo fue tu ingreso en el mundo laboral?

Estudié Ingeniería en Administración con mención en Finanza en la sede República y egresé en el año 99. En mi paso por la universidad siempre trabajé y estudié de forma paralela, mi ingreso al mundo laboral fue antes de entrar a la universidad. Tenía 17 años cuando salí del colegio y había obtenido una beca por buen rendimiento académico que me permitió estudiar Programación. Siendo la mayor de cuatro hermanos y considerando lo complejo que era para mis padres la parte económica, no dudé en ingresar al mundo informático y con 18 años entré a trabajar a la empresa Colombo y Compañía Ltda., que era lavandería industrial.

En un principio la idea era solo trabajar en el verano, sin embargo, me pidieron que siguiera y al cabo de dos años asumí como Encargada de Remuneraciones e ingresé a estudiar de manera Vespertina en la Universidad Andrés Bello.

Estudiar y trabajar me permitió desarrollarme en lo profesional y laboral, aplicando lo aprendido. También pude pagar mis estudios y generé lindas amistades que perduran hasta hoy.

Terminé mi carrera y en el 2000 empecé a estudiar un magíster en Recursos Humanos que me permitió adquirir mi especialización. Me ofrecieron trabajo en Entel como jefa de administración, donde crecí y me desarrollé en las finanzas y la gestión. Luego de dos años decidí volver a Recursos Humanos en Compass Group, una empresa de alimentos de 9.000 trabajadores, con un equipo lleno de energía y con grandes proyectos. Después de seis años realicé un diplomado de Liderazgo y Coaching (DLC) que me permitió adquirir nuevas competencias, miradas y vivir un proceso de transformación necesario y oportuno para cumplir mi propósito laboral y personal, lo que gatilló mi decisión de un cambio laboral.

Fue en el 2009 que ingresé a EFE como jefe de Control de Gestión en Personas, en el año 2012 asumí como subgerente Gestión de Personas y recientemente -en diciembre de 2021- la Gerencia de Personas y Organización. Ferrocarriles es una empresa de la que te enamoras, su mística, su historia de 138 años, su orgullo, el compromiso sus trabajadores, la hacen una empresa dinámica y llena de grandes desafíos y proyectos, donde día a día pongo en práctica mis cinco claves de éxito: autogestión, positivismo, paciencia, coherencia y escucha.

Para mí las organizaciones tienen vida y deben conectar con tu propósito y movilizarte día a día.

¿Cómo ha evolucionado la participación de las mujeres en EFE?

Hace 13 años cuando ingresé a EFE el porcentaje de participación femenina era un 7%, hoy somos un 21% y tenemos una meta de crecer al 2027 en un 36,5%.  El año 2020 iniciamos un convenio con el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, donde partimos realizando un diagnóstico, para luego identificar y trabajar en las brechas. Fue así como el 07 marzo de este año, lanzamos nuestra Política de Diversidad e inclusión, y fuimos reconocidos con el Sello IPG 2021 – 2022 (índice de paridad de género) y estamos participando junto a otras empresas del Ranking IMAD – medición elaborada por Mujeres Empresarias y la DESUC de la Pontificia Universidad Católica de Chile, cuyo objetivo es visibilizar la participación de las mujeres en la alta dirección de las compañías más relevantes que operan en el país-, en Mentorías que nos permitan compartir buenas prácticas en diversidad y equidad de género.

En EFE estamos profundamente comprometidos con una visión de futuro, donde hombres y mujeres puedan desarrollarse laboral y profesionalmente en igualdad de condiciones, y cada colaborador pueda entregar lo mejor de sí para construir juntos el EFE que soñamos.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta la mujer en un sector de transporte más masculino? ¿Cómo has visto tú este proceso de la incorporación de la mujer?

Creo que lo primero que debemos hacer es visibilizar la baja participación de mujeres en la industria del transporte. La Encuesta Nacional de Empleo del trimestre móvil agosto – octubre 2021, mostró que en nuestra industria el 84% de participación la tienen los hombres y solo un 16% las mujeres. Esto nos exige tener planes de trabajo con metas claras, generando espacios de trabajo saludables, basados en ambientes de buena convivencia, que permitan la conciliación de trabajo y familia, con mayores espacios para la participación de mujeres en la toma de decisiones, que permitan ir generando los equilibrios y mejorando los resultados de las organizaciones.

Por otra parte, las nuevas tecnologías, el teletrabajo y las comunicaciones en redes han abierto nuevas oportunidades laborales para las mujeres, sin embargo, nuestro esfuerzo debe ir por ser parte de todas las industrias y de todos los campos de estudio. En las organizaciones debemos atrevernos con nuevas ideas – hace unos meses junto al Ministerio de la Mujer hicimos un llamado para postular al cargo de Aspirante a Maquinista solo para mujeres – que resultó un éxito y hoy tenemos 8 mujeres capacitándose para ser futuras maquinistas, que se sumarán a las ya existentes.

Por último, debemos generar mayor capacidad y liderazgo adaptativo en las organizaciones. La innovación, la continua transformación y la globalización, nos exigirán en el futuro, tanto a hombres como a mujeres, estar cada vez más preparados y desarrollar capacidades como la flexibilidad y la adaptabilidad, competencias claves para el talento humano.

¿Qué desafíos están pendientes aún para incorporar más a la mujer en el mundo laboral?

Las transformaciones culturales en las organizaciones las debemos pensar y hacer en conjunto, es co-construir -entre todos y todas- las acciones, valores y compromisos que nos van a definir.

Las mujeres estamos desarrollando nuevas capacidades, integrándonos a nuevas industrias sin perder nuestro sello de mujer. Y lo que veo día a día es que estamos trabajando con conocimiento, con pasión, con interés y dejando huella.

Actualmente, estoy cursando el máster DEBO (Dirección Estratégica de Bienestar Organizacional), que se dicta en España en modalidad on line, -en el que estoy muy feliz de compartir espacios de aprendizaje con otras personas- y donde siempre hablamos de la importancia y la motivación que cada uno tiene de construir “Organizaciones Saludables”.